FEDERICO, EN CARNE VIVA en El Bombin de Lautrec

El Bombin de Lautrec

FEDERICO, EN CARNE VIVA en El Bombin de Lautrec

Alberto Mejías - El Bombin de Lautrec - Sevilla, 21 diciembree 2018

Federico es uno de esos personajes de la historia que creemos conocer. Lo tenemos presente de una manera cercana y disfrutamos de su poesía y su teatro como sí ayer mismo lo hubiese escrito. Cómo si su sombra no estuviera desaparecida bajo tierra en algún lugar de su querida Granada. Su teatro vapulea e inspira tanto que no solo era avanzado para su tiempo, sino que parece que también para el nuestro. Y es que su prosa ni se puede ni se debe digerir de cualquier manera.

Apasionaría se mete en el difícil reto de hablar desde el propio Federico García Lorca. De abrir una ventana a su mundo interior, enseñarnos sus anhelos, sus miedos, sus pasiones y sus sueños. De hecho, el escenario que se muestra al espectador bien podría ser un sueño del propio Federico. Donde, bajo un ambiente onírico, Lorca mantendrá un parlamento con su admirada compañera Margarita Xirgu y con algunos de los personajes más reconocidos de su teatro.

Ambos personajes deambulan por una especie de cárcel blanca, donde objetos y personajes aguardan ser descubiertos bajo telas blancas. Cómo si de una casa que lleva años abandonada se tratase y donde el polvo empieza a dejar su rastro. Como si Lorca hubiese vivido dentro de su propia cárcel de sueños, llena de personajes e historias imposibles de representar.

Acompañado de un juego de luces sencillo, la escena de completa con esporádicas proyecciones sobre el fondo de tiras blancas. Imágenes de personajes que se suceden y que por momentos puede llegar a alejar al espectador de la acción. Ya que en algunos casos a estos personajes los veremos de manera física sobre la escena. Dotando el momento de más verdad y cercanía.

Bajo la piel de Federico encontramos a Rubén Caballés que, desde el primer segundo, conecta al espectador con la figura viva del poeta. Su manera de moverse por la escena y sobre todo su forma de cantar las palabras lo convierte en un personaje embriagador, del que uno no se cansa de escuchar y siempre quiere saber más. En escena estará acompañado casi todo el tiempo por la actriz y directora Elena Bolaños quién muy acertadamente lleva a la actriz fetiche de Lorca.

Quizás la cuestión más relevante e interesante de la obra es el propio debate interno que Federico desarrolla con su propia obra. Debate del que Margarita será participe por momentos, mostrándose consejera. Y donde se abordan sus necesidades literarias. Una dicotomía que parecía presentarse entre su teatro más terrenal y laureado de Yerma o La casa de Bernarda Alba. Y ese teatro surrealista y crítico que parecía quemarle por dentro y llamarlo para abrir una nueva época teatral con obras como Así que pasen cinco años, El público o Comedia sin título.

Por supuesto, cabe destacar el gran trabajo de artesanía que realiza José Moreno Arenas con el texto. Una elaboración honesta donde el autor sin pretensiones nos acerca de una manera brillante a la cara menos conocida y más enigmática del poeta de Fuente Vaqueros. Donde, sin perder la esencia teatral, parece presentarnos una obra biográfica.

Federico, como bien se titula, se muestra en este proyecto en carne viva.

"Federico en carne viva". Función del sábado 24 de noviembre de 2018. Teatro Távora (Sevilla).
Dirección: Elena Bolaños.
Texto: José Moreno Arenas.
Interpretación: Rubén Caballés y Elena Bolaños.
Vídeos: Matthieu Berthelot.
Vestuario: Almudena Ruiz.
Diseño de iluminación: Diego Cousido.
Espacio sonoro: Matthieu Berthelot.
Fotografía y diseño gráfico: berth99.
Producción: Apasionaría Producciones.

#FedericoEnCarneViva #ApasionariaTeatro #Apasionaria #Teatro #FedericoGarcíaLorca #JoséMorenoArenas #ElenaBolaños #RubénCarballés #Prensa #ElBombindeLautrec #AlbertoMejías #TeatroTávora #Encarnarelmito